Aunque el algoritmo de Instagram es quizás uno de los más odiados del mundo, créeme, no tiene nada en contra de ti. 

De hecho, si haces las cosas bien y estás un poco atento a lo que Instagram está buscando por parte de los usuarios, es bastante sencillo mantener un crecimiento más o menos estable. 

Eso sí, olvídate de todos esos gurús de redes sociales que te prometen engañar al algoritmo con triquiñuelas y tácticas de segunda. Vamos a ser sinceros, ¿crees que puedes engañar a Mark Zuckerberg? Yo creo que no, amigo. 

Entonces, ¿qué ocurre? ¿Por qué no crezco en Instagram? La respuesta es simple y puede ser por dos motivos: en primer lugar, porque tu contenido es basura, y en segundo lugar, porque tu comportamiento o infringe las reglas de la comunidad, o no es todo lo activo que a Instagram le gustaría. 

Según esta información, a priori, el funcionamiento de Instagram debería ser bastante sencillo: cuelgas buen contenido y eres activo en la plataforma y pum, ya tienes éxito en Instagram. 

Pero a la práctica, esto no es siempre así. ¿Qué significa ser activo? ¿Dónde está la fina línea que separa un usuario activo de ser una cuenta spam? ¿Dónde está la clave del buen contenido?

Bueno, pues hoy te vengo a presentar aquellos errores más comunes que se cometen en Instagram y que no te están dejando crecer. Obviamente, al lado de cada error te ofreceré una solución para que ajustes tu estrategia en la plataforma. 

Así que, prepárate porque nos vamos a poner intensos. 

1. No Interactuar:

Bueno, creo que esta es una cuestión que a estas alturas ya no te debería coger por sorpresa. Lo cierto es que he hablado en repetidas ocasiones acerca del algoritmo y la importancia de la interacción. Si no, vete a este o a este artículo y échales un ojo. 

El nuevo algoritmo de Instagram dejó de ser cronológico hace mucho mucho tiempo, lo que significa que deberíamos ir pasando página. Sin embargo, muchos usuarios siguen llorando por los cambios que Instagram decidió aplicar a su plataforma. 

Pero chicos, la vida continua. Y este algoritmo no es malo para todo el mundo, solo para aquellos que hacen trampas y no están dispuestos a trabajar un poco en su perfil social. 

La interacción es un hecho vital. Es súuuuuper importante que interactúes no solo con la gente a la que sigues, sino también con tus propios seguidores. 

Esto incluye:

  • Contestar los comentarios. 
  • Devolver likes.
  • Comentar en las publicaciones de aquellos seguidores más leales. 
  • Comentar en cuentas más grandes de tu mismo nicho. 
  • Interactuar con otros influencers o cuentas de negocios parecidas a la tuya. 
  • Contestar los mensajes directos. 
  • Comentar en stories tanto de seguidores como de cuentas a las que sigues.

Y un largo etcétera más que deberemos tener en cuenta. 

Todo ello, deberá ser un trabajo DIARIO. No se vale dedicarle un día a la semana solamente. Esto va de ser regular. Eso sí, no te obsesiones. 

Yo hay días que solo puedo estar 10 minutos en la plataforma, y otros en cambio, que igual a lo largo del día llego a estar una hora entera. Pero eso sí, CADA día entro como mínimo una vez en la plataforma para interactuar. 

Desde que interactúo más he notado una mejora en mis estadísticas, así que esto es algo que sin duda deberías tener en cuenta. 

2. No tener una estrategia de hashtags:

Para tener un cometido éxito en Instagram no hace falta ser un genio, tan solo pensar con un poco de cabeza. 



Vamos a ver, si queremos crecer, nos tiene que encontrar gente que todavía no nos siga, ¿verdad? Porque tener contacto con tus seguidores está muy bien, pero si solo nos ven nuestros followers, ahí no hay crecimiento posible. 

Entonces, ¿cuál es la forma de que gente que nos nos conozca nos encuentre dentro de la propia plataforma? Sí, los hashtags

Aunque Instagram es básicamente una red social, también tiene algunos componentes de motor de búsqueda, aunque la vida de las publicaciones es bastante más corta que en Google. 

Siguiendo los principios del SEO, las palabras clave serán lo hashtags, por lo tanto, deberemos conseguir que estas estén relacionadas con nuestro nicho. 

Uno de los errores más significativos es que mucha gente no sabe cómo crear una estrategia de hashatgs.

Pero no te preocupes, ya que tengo un post enterito hablando sobre mi estrategia y cómo aplicando unos sencillos trucos he conseguido viralizar alguna que otra publicación. 

3. No tener un foco o un nicho:

Este punto tiene más que ver con el contenido que con cualquier otra cosa. 

Es importante que te focalices en un solo nicho. Si te gusta hablar, por ejemplo, de viajes y de belleza, igual lo mejor es que te abras dos tipos de cuenta ya que sino, es poco probable que consigas seguidores que quieran seguir a una cuenta que tiene un batiburrillo de contenido sin ningún tipo de sentido. 

Dentro de este mismo punto, añado otro más, y es que dentro del nicho que escojas, deberás publicar contenido relevante, es decir, que importe a tus seguidores. Obviamente, si a nadie le importa lo que estás ofreciendo en tu perfil, ¿por qué te iban a seguir? 

Para ello, mi consejo es que eches un ojo a tus competidores. Cuentas que funcionan bien dentro de tu nicho y estudias sus publicaciones más exitosas. Cuanto más engagement, más relevante será seguramente el contenido que estén ofreciendo. 

Tampoco se trata de copiar nada, sino de inspirarse un poco y luego llevar ese contenido a tu propio estilo ofreciendo algo único pero que sepas que interesa a tu audiencia. 

4. Engañar al sistema:

Basta con hacer un simple búsqueda en Google para darse cuenta de la gran cantidad de posts y vídeos que se pueden encontrar en los que supuestos gurús de las redes sociales te prometen hacker y engañar al sistema para crecer en Instagram. 

Sinceramente, este tipo de contenido y la gente que se cree que se puede engañar a Instagram me dan un poco de penita. 

De verdad, ¿crees que eres más listo que Instagram? Ya te digo yo que no. 

Pasa de ese tipo de contenido, de verdad que solo te traerá problemas. Yo también he pasado por esa fase. 

Si estás dentro de pods, si automatizas tu comportamiento en la plataforma, si utilizas apps no autorizadas por Instagram, si haces spam, si llevas a cabo tácticas no demasiado legales, si haces cualquiera de estas cosas, Instagram lo sabe. 

Porque sí amigos, por mucho que Instagram quiera negarlo, el shadowbanning es una cosa real. De hecho, yo ya tenía mis sospechas, pero después de ver el vídeo de una chica a la que habían hecho shadowbaning y demostró que es algo que sucede, me acabé de convencer por completo. 

Si te interesa el tema, puedo hacer un post entero hablando sobre este tipo de tácticas y lo fácil que es pillar si alguien las está llevando a cabo, incluso para usuarios externos. Es decir, que si yo puedo saber que estás haciendo algo sospechoso, Instagram, por supuesto, también. 

Tengo un post hablando solamente de la técnica del follow/unfollow, así que te recomiendo encarecidamente que le eches un ojo. 

Esto es todo por hoy, espero que este post te haya sido de ayuda. Si es así, déjame un comentario con tus impresiones, me encantará saber qué piensas de todo lo que te he expuesto aquí hoy. 🙂

¡Nos vemoooooooooooos!