Gracias, gracias, graaaaaaaaaaacias (a quien sea) por haber descubierto Pinterest hace unos años. 

Lo cierto es que si hay una aplicación de internet que haya logrado cambiar mi vida por completo, no es Instagram (para nada), ¡¡¡es Pinterest!!!

‘Qué exageración’ estarás pensando. 

Pero no, para nada. 

Pinterest no solo es una gran herramienta para redirigir tráfico a tu sitio web, sino que como uso personal, es una increíble fuente de contenido de calidad y valioso y muy muuuuuuy instructivo.

De hecho, cuando empecé en Instagram y no tenía ni p* idea de hacer fotos, sacaba muchas ideas de Pinterest y me ayudaba muchísimo como fuente de inspiración. 

Esto ya te lo conté en el capítulo 0 de mi Podcast, así que si todavía no lo has escuchado, ¿a qué esperas? Aquí te dejo el link.

A ver, no voy a entrar en demasiados detalles acerca de cómo utilizar la aplicación, porque se trata de una herramienta increíblemente intuitiva que no conlleva ninguna complicación.

Si quieres utilizar Pinterest con un uso personal, lo cual te recomiendo si vas a integrarla en la estrategia de marketing de tu blog, adelante porque Pinterest es una puñetera mina de oro. 

Pero hoy te voy a hablar de mi caso personal. Cómo conseguí aumentar en un 400% el tráfico de mi blog en 6 meses. Algo totalmente alucinante si tenemos en cuenta que se trataba de un blog nuevo y que con Google el proceso puede llevar entre dos y tres años. 

Si quieres consultar otros posts sobre Pinterest aquí tienes una larga lista de recursos que te recomiendo leer, en caso de que necesites consejos más prácticos. 

Pero cómo sé que quieres conocer todos los detalles de mi intrincada estrategia (en realidad no tan intrincada como parece) de Pinterest para conseguir todo es boost de tráfico, aquí te traigo todo el proceso sumamente detallado.

1. Empezar a utilizar la herramienta:

A ver, aunque ya lo he dicho en la introducción, debo recalcar que este es sin duda el paso más importante. 

Yo empecé en Pinterest como un usuario normal y corriente. Me hice mis tableros para mis distintos intereses y empecé a guardar pines. 

No fue con la intención de utilizarlo después en mi blog, sino que la idea llegó por cusualidad cuando me di cuenta de la gran cantidad de artículos de otros creadores de contenido que guardaba en Pinterest. Dije, ¿por qué no? Y ahí empezó todo. 

Para empezar a utilizar Pinterest para empresas con consciencia y propiedad, creo que lo más importante es saber qué es Pinterest y cómo funciona desde la perspectiva del usuario. 

Así que antes de nada, y sobre todo si no tienes ni puñetera idea de qué es eso de Pinterest, te recomiendo encarecidamente que te pongas a investigar a fondo cómo funciona, qué son los Pins, qué son los tableros, cómo se sugieren las ideas, etc. 

De esta forma, tendrás una idea clara de qué es exactamente lo que estás manejando entre manos y cómo puedes sacarle el máximo provecho para tu negocio. Absolutamente genial, ¿verdad?

2. Abrir un blog (si todavía lo has hecho) y escribir unos posts de salida:

¿Ya tienes un blog con más de 5 posts publicados? Puedes pasar al siguiente paso. 

Pero si no es el caso, quédate porque esto te interesa. 

Cuando uno se abre un blog, si por ejemplo optamos por una frecuencia de publicación de una vez a la semana, no es recomendable iniciarlo con un solo post, y luego esperar una semana para publicar el siguiente, y así sucesivamente. 

Yo lo que hice fue tener preparados unos 5 posts listos para salir y publicarlos todos en el estreno de mi blog, y luego seguir publicando en las semanas siguientes a un frecuencia normal. 

Para empezar una cuenta de empresa en Pinterest con tu blog, es totalmente recomendable que primero tengas algo de contenido base para poder empezar con algo que tenga un poco de forma. 

Creo que 5 artículos es un número bastante aceptable, así que empieza por ahí. 

3. Maquetar y configurar tu perfil de Pinterest:

Lo siguiente que hice fue crear mi cuenta de empresa, vincular mi sitio web y escoger mi nombre de usuario. Aquí tienes un artículo donde te cuento cómo puedes configurar tu nueva cuenta de Pinterest en un abrir y cerrar de ojos. 

Para que los usuarios que me encontraran no se toparan con un muro vacío y 5 artículos míos, empecé a crear tableros de temáticas relacionadas con el blog. 

No importaba si todavía no había escrito sobre ese tema, lo importante es que hubiera algo de contenido para que la gente me empezara a seguir. 

Estos son algunos de mis primeros tableros:

  • Blog: en este iba a poner todos los pines de mi artículos de mi blog. 
  • Instagram: todo lo referente a Instagram.
  • Pinterest: consejos para triunfar en Instagram. 
  • Blogging: post relacionados con el mundo de blogging en internet. 
  • Trabajar en casa: toda clase de información relevante para aquellas personas que quieren trabajar desde casa. 
  • Organización y productividad: Tips y trucos para ser más productivo. 

Empecé a llenar estos tableros con artículos de otros bloggers que me parecieran interesantes para mi audiencia. El objetivo era pinear como mínimo unos 10 pines por tablero para que mis futuros seguidores tuvieran algo de contenido al entrar en el perfil. 

4. Crear los primeros pins:

Que no te entren los calores. Sé que puede sonar aterrador ponerse a diseñar pines si no tienes ni idea de por dónde empezar, pero lo cierto es que en realidad, es un proceso mucho más sencillo de lo que puede parecer. 

Yo ya no conocía Canva de haberlo utilizado para otras cosas, pero sabía que tenía maquetas para hacer pines en Pinterest. Y de hecho, saber que con Canva podría crear mis propios pines de una forma tan sencilla también fue una de las cosas que más me animaron a tirarme de lleno a eso del diseño gráfico. 

Si no sabes qué es Canva o te interesa que haga un artículo dedicado a esta increíble herramienta, déjamelo saber en los comentarios.

Mis primeros pines eran nefaaaaaaastos. Pero vamos, que nadie nace sabiendo. 

Con la práctica he ido mejorando, pero si a pesar de esto no te ves capaz de lanzarte al diseño de pines, una solución muy aceptable sería comprar plantillas para Canva en mercados digitales como Etsy

Aprovecho para hacer un poco de spam ya que yo misma vendo mis packs de plantillas para Canva en Etsy, así que si te animas, ya sabes, pásate por mi tienda y échale un ojo. 🙂 

Lo siguiente es colocar los pines de tus 5 primeros posts en su sitio. Yo los pongo al final del post, aunque otros bloggers prefieren intercalarlos con el contenido.

Y, ¡pum! Ya tienes tus primeros posts con pines incluidos. Ya solo te queda empezar a pinearlos en tus tableros. 

Yo siempre los pineo todos en el tablero exclusivo a mi contenido, y luego los repinto según temática en el resto de tableros. 

5. Buscar y unirse a tableros grupales:

Aunque ya no soy mucho de participar en tableros grupales, por varias razones que quizás os cuente en otra ocasión, al principio me lié la manta a la cabeza buscando toda clase de tableros grupales que pudieran encajar en mi perfil y que por supuesto, aceptaran cuentas pequeñas como la mía. 

Me pude unir a unos 10, y la verdad es que para arrancar los resultados son bastante buenos. De hecho tengo que reconocer que hasta que no me uní a tableros grupales mi contenido no empezó a despegar. 

Sin embargo, tal y como hablaré en otro post, a la larga, y sobre todo si tu perfil va creciendo, uno empieza a darse cuenta que mantenerse activo en todos estos grupos es bastante complicado. 

Yo te recomiendo que en un principio, intentes unirte a los tableros grupales que puedas, y con el tiempo, te vayas volviendo más selectivo con aquellos en los que participas. 

Ahora mismo yo solo participo en dos en mi perfil de Comienza Algo Nuevo, y otros dos en mi perfil del marinavisuals.com

6. Empezar a pinear sin descanso:

Para tener contenido fresco y que la gente te empiece a seguir, sobre todo si estás empezando, hay que pinear con constancia. 

Yo lo hacía a cada rato que tenía libre. Y la verdad es que es muy satisfactorio ver cómo la cuenta de seguidores en Pinterest y las visualizaciones de tu perfil suben como la espuma en cuanto empiezas a llevar a cabo todas estas acciones. 

7. Hacerse una cuenta en Tailwind:

Pero de todas las decisiones que tomé cuando empecé en Pinterest, esta sin duda fue la decisiva que me empezó a reportar un montón de tráfico hacia mi blog. 

La verdad es que llega un punto en el que es complicado seguir teniendo la misma actividad en el blog. 

Ya había oído hablar de Tailwind y me seguía resistiendo a utilizarlo. No sé por qué la verdad. Pero después de haber leído tropecientas veces las bondades de esta increíble herramienta, decidí darle una oportunidad. Y vaya si mereció la pena. 

Por si no la conoces, Tailwind es una herramienta de automatización (autorizada por Pinterest) que te permite, entre otras cosas, automatizar tus pines en distintas horas del día para así estar activo todo el día.

Tailwind te dice cuáles son las mejores horas para pinear, además de darte un montón de métricas interesante acerca de tu perfil de empresa. Por cierto, si quieres un mes gratis de Tailwind, aquí te dejo un link especial para conseguir el descuento. 

Voy a hacer un artículo entero hablando de mi estrategia en Tailwind, así que estáte atento a las notificaciones de la newsletter porque avisaré por ahí cuando esté todo listo. 

¿Todavía no estás en mi lista de correo? ¡Pues no te lo puedes perder porque tengo regalos para ti! Descarga aquí cualquiera de mis guías gratuitas y estarás en mi newsletter. 

Todos estos pasos dispararon mi reach en la plataforma de una forma espectacular, consiguiendo millones de impresiones en mis pines en un tiempo récord. 

Esto a su vez, tuvo un impacto directo en el tráfico de mi blog que subió como la espuma. De hecho, el 90% de mi tráfico proviene de Pinterest, y tan solo el 10% proviene de Google, lo cual es absolutamente increíble. 

Pinterest es una herramienta muy potente si la sabemos utilizar sabiamente, así anímate a darle una oportunidad y no dudes en preguntarme lo que necesites saber. Yo te ayudaré.